NO PAGO DE JUEGO DE SUERTE Y AZAR (CHANCE)
Un apostador de chance acertó con su apuesta. Con el resultado la correspondiente lotería y el talonario de chance en la “mano” procedió a cobrar el premio; sin embargo, la empresa concesionaria de tal juego de suerte y azar se negó a pagar el premio con el argumento que el original de la apuesta no había entrado a escrutinio antes del respectivo sorteo.Ante la imposibilidad de cobrar el premio el apostador frustrado procedió a otorgar poder al director de la firma “Táctica Jurídica” quien demandó el pago del premio con el argumento central que el no ingreso del talonario original del formato de apuesta antes del sorteo constituía una culpa ajena al apostador e imputable a la empresa misma que no podía capitalizar en su propio beneficio.

La empresa Chancera, de manera vehemente, se opuso a la demanda con base en el razonamiento ya aludido.

Las sentencias de primera y segunda instancia reconocieron la obligación de la empresa operadora del chance a pagar la apuesta, los correspondientes intereses legales y las costas del proceso.