CONTRATO DE TRANSPORTE
Un industrial de Bucaramanga envió de la ciudad de Bucaramanga a Cartagena, por vía terrestre, una mercancía de valor considerable, la cual nunca llegó a su destino, en razón a que durante el trayecto el vehículo fue saqueado de manera, si de quiere, sospechosa.Consultado el caso por parte del industrial afectado, y ante la imposibildad de llegar a un acuerdo, se decidió demandar la responsabilidad civil contractual del transportador y propietario del vehículo.En primera instancia la sentencia fue desfavorable al poderdante de la firma “Táctica Jurídica”, como quiera que, según la providencia, la persona legitimada para reclamar era el destinatario de la mercancía, no el remitente, aunado a lo imprevisible del robo.

Apelado el fallo con el argumento en que de acuerdo a la legislación que rige el contrato de transporte, el legitimado para demandar es el remitente, hasta tanto el destinatario no reclame la mercancía, y al tipo de obligación de resultado que se asume en tal convenio, el Tribunal Superior de Bucaramanga revocó el fallo apelado y ordenó la indemnización del industrial representado por nuestra firma: “Táctica Jurídica”.